Las redes sociales y el estudio (Comentario crítico)

Ya hemos explicado cómo realizar un texto argumentativo y/o comentario crítico. Recordad que debería respetar, más o menos, esta estructura:

  • INTRODUCCIÓN

  • ARGUMENTO(S)

  • CONCLUSIÓN

Recordad, también, dedicar un párrafo diferente a cada parte.

Para practicar, os propongo que leáis el siguiente texto y realicéis un comentario crítico dando vuestra opinión. Insisto, lo importante no es lo que opinéis, sino los argumentos que, a favor o en contra, expongáis clara y razonadamente.

 


 

Las redes sociales y el estudio

 

Según un estudio realizado por la Universidad Camilo José Cela, el 70 % de los jóvenes que cursan Secundaria (de 1º a 4º de la ESO) utilizan de manera frecuente las redes sociales, hecho que les hace disminuir su rendimiento académico.

Los investigadores del Departamento de Psicología de esta Universidad se han basado en una muestra de 1.095 alumnos de Secundaria de seis centros de la Comunidad de Madrid. Las conclusiones extraídas apuntan a que el hábito más usual de este grupo de estudiantes dentro de las redes sociales es mantener el contacto con amigos que ven a menudo o con otros menos cercanos.

Hay notables diferencias entre los jóvenes que comparten ordenador con sus padres y los que no, siendo los alumnos con más suspensos los que tienen un uso exclusivo del ordenador, según explica el estudio. Navegan más el fin de semana que de lunes a jueves y tienen preferencia por el Messenger y las redes sociales, seguidas de las descargas de música y películas. Las más sociales son las chicas, mientras que los chicos prefieren los juegos on-line.

Lo que el estudio viene a demostrar es que este tipo de servicios afectan a su rendimiento escolar, y cuando se analizan diferencias en función del rendimiento académico, sí se observa un patrón constante: los alumnos con más suspensos perciben una mayor influencia de las redes sociales que los grupos con mejores resultados escolares.

Por decirlo de alguna forma menos ortodoxa, las redes sociales distraen del estudio a quienes las utilizan, empleando su tiempo en hablar con sus amigos en vez de estudiar, mientras que los que no las utilizan tanto aumentan su rendimiento porque dedican más tiempo al estudio.